sentarse en una fitball

Sin duda, los numerosos beneficios que aporta cuando pasamos largos períodos de tiempo sin levantarnos, hacen de la fitball una excelente alternativa a la silla tradicional. Te contamos sus beneficios y cómo elegir la más adecuada.

Más tiempo sentados: perjudicial para nuestra espalda

En general, todos pasamos cada vez más tiempo sentados a causa del trabajo. Dados los
últimos acontecimientos, la modalidad on line, además, también se ha convertido en
protagonista para los profesionales sanitarios. Formación, asistencia a congresos, reuniones e incluso la propia asistencia médica, son claros ejemplos.

Sea como sea, como bien sabes, los efectos de este sedentarismo comprometen el estado de salud de los músculos de nuestra espalda y los abdominales. Levantarse de vez en cuando y hacer estiramientos sirve para contrarrestar estos efectos negativos. Pero apostar por una fitball o pelota de pilates, se puede convertir también en una opción.

Beneficios de sustituir tu silla por una fitball

Una fitball es ideal para evitar lesiones y para ayudar a fortalecer los músculos además de corregir la postura a la hora de sentarse.

Pelota fitball

Sentarse sobre una fitball mejora la oxigenación de la musculatura dorsal y lumbar del
cinturón lumbo-pélvico para evitar el dolor derivado de la inactividad prolongada de la
musculatura de la espalda y causado por pasar largas horas sentado, muchas veces frente a una pantalla.

Al sentarnos sobre una fitball trabajamos el equilibrio y evitamos vicios en nuestra postura como cruzar las piernas, ya que para no caernos es necesario mantener los pies en el suelo.

Cómo elegir la fitball adecuada para ti

Una fitball está fabricada en material de PVC suave y no tóxico y existen distintos tamaños en función de su diámetro. La presión de aire en la pelota se puede ajustar mediante una válvula, lo que nos permite inflar o desinflar la fitball y adaptarla correctamente a nuestra altura y nuestro peso. Como referencia:

  • Si mides entre 1,50 y 1,63 metros debes escoger un fitball de 55 cm.
  • Si mides entre 1,63 y 1.80 metros debes elegir una fitball de 65 cm.
  • Si mides entre 1.80 y 2 metros debes elegir un fitball de 75 cm.

Si la pelota es demasiado baja, tus piernas estarán más flexionadas de lo debido y no podrás colocarlas en ángulo recto, lo cual te impedirá mantener una postura adecuada sobre la fitball. Si es demasiado alta será difícil igualmente ya que no tendrás la estabilidad necesaria para mantener el equilibrio.

Además de elegir una fitball adecuada a tu altura, debes supervisar periódicamente que tenga suficiente aire en su interior, ya que irá perdiéndolo con el uso. Así te asegurarás de que la superficie siga siendo estable y te permita seguir manteniendo el equilibrio con una postura cómoda y correcta durante el tiempo que pases sentado trabajando. Y es que, como en todos los ámbitos de nuestra vida, mantener el equilibrio es esencial.

Categorías:

Etiquetas:

Comments are closed

Equilibrar

Suscríbete a nuestra newsletter:


Equilibrar

Descarga el informe: